El aceite de macadamia es muy rico en ácidos oleicos y linoleicos, lo que le confiere unas propiedades suavizantes y calmantes. Devuelve la elasticidad y tonicidad de la piel. El aceite de sésamo actúa revitalizando la piel ya que es rico en acidos grasos esenciales.
Nosotros vamos a aprovechar esas excelentes propiedades de ambos aceites para obtener un jabón nutritivo, suavizante y perfecto para pieles secasLeer más >>