Receta de Jabón de Albaricoque

Receta de Jabón de Albaricoque

Hoy os traemos una receta que a mi me gusta especialmente, esta receta de jabón de albaricoque se incluye en nuestro libro “Taller básico de Jabones naturales” que puedes adquirir en nuestra Tienda. Es una de las más antiguas que tenemos, y tenemos muchas, créeme. Pero me gusta especialmente porque contiene uno de mis aceites preferidos que es el aceite de cáñamo.

Este jabón se realiza mediante el tradicional método en frío, según hemos explicado ya en alguno de nuestros post.

¿Qué necesitamos?

  • 250 gramos de aceite de coco
  • 150 gramos de aceite de semilla de albaricoque
  • 500 gramos de aceite de oliva
  • 50 gramos de aceite de cáñamo
  • 100 gramos de aceite de soja
  • 150 gramos de hidróxido sódico
  • 300 gramos de agua destilada
  • 10 ml de esencia de albaricoque
  • 5 ml de aceite esencial de palmarosa
  • 2 ml de aceite esencial de ylang ylang

¿Cómo proceder?

Pesa el hidróxido sódico y disuélvelo en agua destilada. Utiliza para ello un envase resistente al calor, de vidrio duro está bien.

Pesa los aceites, a excepción del aceite de cáñamo, y ponlos en el bol donde vayas a hacer el jabón. Cuando la sosa esté a temperatura ambiente añádela con cuidado al bol de aceites y mezcla todo con ayuda de una batidora de mano.

Cuando se haya alcanzado la traza añade el aceite de cáñamo y vuelve a mezclarlo todo con ayuda de una espátula. El aceite de cáñamo es muy inestable, por lo que para que mantenga bien sus propiedades es conveniente añadirlo cuando ya quede menos sosa libre en la mezcla.

Añade las esencias y vuelve a mezclar todo. Espera un poco para asegurarte de que toda la mezcla sigue siendo homogénea y viértelo en tus moldes preferidos.

Al día siguiente ya puedes desmoldar. Deja los jabones en reposo durante 4 semanas para que se curen bien y después ya los puedes utilizar.

Bueno, ¿Qué te ha parecido nuestra receta?

Y tú que opinas