El Jabón de las abuelas

Hoy quiero hacer una reflexión acerca del jabón natural. Yo me inicié en este mundo en el año 2004 y desde entonces, he encontrado a muchas personas con una opinión común acerca del jabón natural. Existe una cierta creencia de que se trata de un jabón “inferior” porque era el que hacían las abuelas. Es cierto que nuestras abuelas elaboraban jabón casero para aprovechar el aceite usado y no comprar jabón. De esta forma conseguían ahorrar en unos tiempos dificiles.

Quien de nosotros no ha visto a nuestras abuelas o madres elaborar jabón casero para lavar la ropa. La diferencia entre este jabón natural y el actual radica en que ya no se utiliza el aceite usado sino que empleamos aceites puros. Además, combinamos estos aceites con el fin de conseguir unas propiedades extra al jabón. Así por ejemplo, si dejamos un cierto exceso de aceite de aguacate en la receta de jabón consequiremos un jabón extra suave con unas propiedades hidratantes superiores (revisad mi nuevo jabón de rosas).

Podríamos afirmar que ahora realizamos el mismo proceso que se hacía siglos antes pero con la finalidad de conseguir un producto extra hidratante, extra emoliente, y que aporta cuidados especiales a nuestra piel. Podríamos decir, que el jabón natural que se elabora en estas condiciones, lejos de ser un producto de andar por casa, es un producto de lujo.

Y tú que opinas