Cosmética orgánica

Cosmética orgánica

Según un reciente estudio de la consultora Organic Monitor, que ha evaluado más de 50 marcas internacionales y ha elaborado un ranking en base al “grado de naturalidad” de sus fórmulas. Las puntuaciones más elevadas (9 – 10) corresponderían a marcas con certificado, las naturales se puntúan entre 5 y 7, las de inspiración natural con un 2 y las de cosmética tradicional con 1.

Durante ese estudio se ha encontrado que la mayoría de las marcas no están cumpliendo con su “claim” publicitario. A pesar de que muchas de esas marcas aseguran no utilizar ingredientes químicos en sus fórmulas, se encuentra que incorporan activos sintéticos considerados como “cuestionables”. Otras marcas que incluyen ingredientes orgánicos certificados, contienen además activos sintéticos no compatibles.

El estudio también demuestra que aquellas marcas con certificado de comercio justo también se perciben como “naturales” a pesar de que en su composición llegan a incorporar sustancias sintéticas.

También es interesante la evolución geográfica del “grado de naturalidad”. Mientras que las marcas europeas son las que están a la cabeza por la multitud de sellos eco, seguidas por las estadounidenses. En América latina y Asia proliferan las marcas que utilizan componentes naturales cuando en realidad contienen conservantes y emulsionantes sintéticos en elevadas proporciones.

En mi opinión, desde el punto de vista de pequeño elaborador de cosmética natural, los certificados ayudan a vender mejor un producto, ya que promueven la confianza del consumidor. Lo cual no significa que solo las marcas con certificado tengan garantías. Existen otra marcas, como Campo di fiore, que nos esforzamos en utilizar componentes naturales con seguridad, sin añadidos químicos, para conseguir productos naturales. El proceso de obtención de un certificado es un proceso largo y sobre todo tiene un coste muy elevado que solo pueden soportar grandes marcas, pero de eso, hablaremos otro día.

2 comentarios

  1. Hoy he descubierto Campo di fiore, y lo cierto es que debo felicitarles por la web y todo su proyecto!

    Estoy totalmente de acuerdo en todo el tema de certificaciones. Sí dan cierta seguridad en el momento de escoger productos naturales, pero al final, resulta que se acaba pagando más por todo el tema legal y tantos intermediarios que por el mismo producto.

    Actualmente me estoy interesando en el mundo de la cosmética natural, pero también en la agricultura ecológica, y me planteo lo mismo.

    Yo apuesto por la producción ecológica y, a la vez, económica. No es lógico que lo ecológico, siendo más sencillo, sea más caro.
    Pienso que una marca puede realizar productos ecológicos aun si certificaciones. Sólo se trata de un poco de confianza por un lado y honestidad por el otro.

    ENHORABUENA!

    1. Author

      Gracias por tu comentario, Sonia.
      Ojalá pudiéramos confiar siempre en la honestidad, al menos tratemos de mantener la nuestra de modo personal. Por favor, tennos informados de tus proyectos en esa agricultura ecológica, nos encantará saber más.

Y tú que opinas