Los aceites esenciales puros son sustancias que proceden de la destilación al vapor de las hojas, tallos o flores de algunas plantas. Tienen composiciones muy complejas, tanto que en algunos productos se han detectado más de 200 componentes diferentes.

Además de sus aromas, tienen propiedades cosméticas cientificamente demostradas, no ocurre así con esencias sintéticas. Por tanto se utilizan en aromaterapia y para la fabricación de jabones, velas y cosméticos.

Su aval ecológico garantiza que no contienen pesticidas ni sustancias perjudiciales. Por tanto, pueden ser utilizados internamente, pero siempre bajo la supervisión de un médico o profesional de la salud.

Mostrando todos los resultados (8)

ARRIBA
error: El contenido no se puede copiar