Añadir frutas y verduras al jabón

Añadir frutas al jabón

A menudo me habéis preguntado si se pueden añadir elementos crudos a un jabón. Bueno, la respuesta es que sí, podéis añadir casi cualquier cosa a un jabón. La diferencia radica en el comportamiento, consistencia y duración que tendrá el jabón una vez terminado.

Los ingredientes frescos a los que me refiero hoy son las frutas y las verduras. Como alimento son una fuente de vitaminas y minerales muy importante. Añadidas al jabón, incluso si has formulado un jabón especialmente sobreengrasado, las proteínas se descomponen y no quedan las propiedades nutritivas. Sin embargo, si pueden aportar mayor emoliencia y características limpiadoras.

Los jabones hechos de ésta forma tienen una caducidad menor, por lo que no puedes utilizarlo más allá de 6 meses ya que se enrancia con facilidad. Si te apetece preparar un lote de jabón de fresa o de pepino, puedes hacerlo, te lo recomiendo pero ten en cuenta que no será tan duradero como cualquier otro.

Puedes utilizarlos en el punto de traza (añadiendo la pulpa de la fruta) o desde el principio del proceso, para disolver la sosa en el zumo de frutas (añadiendo más cantidad del agua necesaria).

1 comentario


Y tú que opinas