Aceites esenciales

Aceites esenciales

A menudo me preguntáis qué son y cómo utilizar los aceites esenciales. En este artículo voy a intentar resumiros algunos datos que es necesario saber sobre estos productos.

Las esencias vegetales son el resultado de complejas reacciones bioquímicas que se producen en las glándulas secretoras de las plantas. La elaboración depende completamente de la radiación solar, ya que la ausencia o carencia de esta altera no solo el rendimiento sino también la composición de estas sustancias. Las glándulas secretoras no solo están presentes en las flores, sino también en otras partes de la planta. Por ejemplo, del naranjo se extraen distintas esencias:

  • La que proviene de las hojas es rica en esteres antiespasmódicos y se denomina “petitgrain”.
  • La esencia de la corteza de la naranja se conoce como “esencia de Portugal” y tiene un efecto calmante.
  • La esencia de las flores se conoce como “Azahar” en España y “Nerolí” en el resto del mundo y es rica en alcoholes neurotónicos.

Así pues, conocer la familia, género y especie es imprescindible para tratamientos de aromaterápia. Por ejemplo: la salvia se presenta en dos especies diferentes: “Salvia sclarea” y “Salvia officinalis”. Ésta última es especialmente neurotóxica mientras que la “salvia sclarea” no presenta ninguna contraindicación.

Otro aspecto a tener en cuenta es el quimiotipo. Este término hace referencia al “tipo químico” de cada planta. Dos plantas idénticas pueden producir esencias con diferencias que pueden cambiar totalmente las propiedades químicas del producto. La influencia de la altitud, latitud y radiación solar es muy importante. Un ejemplo muy claro se vé en el Tomillo, “Thymus vulgaris”.

El tomillo tiene hasta 50 especies diferentes sólo en la cuenca del Mediterráneo. Así el tomillo de la zona de Saint Tropez es fuerte, mentolado. En el resto de Francia se parece al de la Ajedrea. En la Alta Provenza, es suave y dulce como la Lavanda o el Geranio Rosa. En España, en ciertas regiones imita al Eucalipto y en otras tiene un toque cítrico. Esto solo se puede identificar químicamente mediante cromatografía que nos indicará la composición en fenoles, alcoholes, aldehidos, etc..

Con esta información ya podéis suponer que los aceites esenciales resultan caros y puede haber mucha diferencia entre ellos en función del origen. Así, cuando encontréis aceites esenciales muy baratos, aseguraros de qué tipo de aceite es, incluso de solicitar información adicional sobre el mismo. Además, a veces se venden productos como “aceites esenciales” que en realidad están rebajados o adulterados en mayor o menor medida. Si queréis saber más acerca de la adulteración de aceites esenciales os remito al artículo Aceites esenciales Puros que ya publicamos en nuestro blog hace un tiempo.

En otro artículo os hablaré de los diferentes métodos de extracción de aceites esenciales.

2 comentarios



Y tú que opinas