Hoy vamos a preparar un jabón blanco con cristales de colores. El fundamento de este jabón es sencillo: se trata de incluir unos trocitos de jabones transparentes de diferentes colores sobre un jabón de fondo blanco. Los trocitos de glicerina transparente darán pequeños reflejos de luz.

¿Que necesitamos?:

Lo primero que haremos es cortar los trocitos de jabon de glicerina transparente en pequeños trozos de diferentes formas. Cuantas más aristas tengan estos trozos mejor será el resultado final, ya que la luz que pase a través se difractará más y tendremos mayores reflejos de luz.

A continuación, disponemos los trocitos en el molde rectangular como aparece en la figura:

El siguiente paso es calentar en microondas la base de jabón blanca. Esta base, al igual que ocurre con la transparente no debe hervir ya que perdería sus propiedades. Asi pues, calentaremos a intervalos de 10 segundos hasta que se derrita completamente. Al derretirse, adquiere una cierta transparencia, pero a medida que se solidifica esta base resulta completamente blanca.

Una vez derretido, añadimos 5 gotas de fragancia para jabones con aroma de coco y vertemos con cuidado sobre el molde.

Una vez que se haya enfriado, ya podremos desmoldar y tendremos nuestro jabón blanco con inclusiones de colores.